header-banner

5 consejos de oro para tu siguiente campaña de mailing

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
Karen Villalpando

Es verdad, un mail bien redactado puede lograr la misma eficacia que uno con un gran trabajo de diseño previo.

campaa_mailing.png

Incluso, no importa tanto la apariencia de tus envíos, los seguidores cancelarán definitivamente su suscripción y borrarán tus correos si consideran que el contenido no vale la pena.

En esta ocasión vamos a darte 5 sugerencias para que mejores la redacción de tu campaña de mailing. ¡Comienza hoy mismo a implementarlas y a notar los beneficios!

1.- Utiliza un idioma que incentive a la acción

Escribir un correo efectivo va de la mano con un asunto llamativo, en pocas palabras, nadie abrirá tus correo si no se sienten atraídos por el título del mail.

La primer información que le llega a tus lectores es tu línea de asunto, entonces, debes esforzarte considerablemente para ofrecerles algo atractivo que los convenza de abrir el correo.

Es altamente recomendable usar verbos que motiven a los lectores a realizar acciones, por ejemplo: “toma”, “descarga”, “reserva”, “aprovecha”, entre otros. Si te das cuenta, este verbo no sólo induce a una acción, ofrece algo de valor.

2.- Personaliza tus contenidos

Los correos que son segmentados tienden a lograr mejores niveles de rendimiento, una mayor tasa de apertura y porcentaje de clics; a diferencia de aquellos que no traen una planeación segmentada.

Según un estudio realizado por Direct Marketing Association, los correos segmentados generan el 58% de todos los ingresos para los vendedores.

Ya lo sabes, la próxima vez que redactes un mail, enfócalo hacia esos prospectos a los que vas a impactar más. Recuerda que cada contacto de tu base se encuentra en determinada etapa del proceso de compra, la solución está en clasificar y preparar contenido específico para cada uno.

3.- Cumple lo que prometes

La promesa de tu línea de asunto debe estar 100% sincronizada con el cuerpo de tu correo.

Cuando tus prospectos abran tu correo porque se sintieron atraídos con la línea de asunto, pero descubren que el cuerpo de tu mensaje no está relacionado al título, se sentirán decepcionados, engañados y es posible que no vuelvan a abrir nada que les mandes.

Sé congruente y esfuérzate en lo que les ofreces. No necesitas invertir grandes cantidades, a veces vale más la creatividad de tu trabajo.

4.- Redacta en segunda persona

Cuando redactas en “segunda persona”, creas un ambiente de confianza entre tu lector y tu empresa.

Por supuesto que es bueno hablar de ti y de las ventajas competitivas de tu negocio, pero es mucho mejor cuando enfocas el mensaje en tu receptor, en sus necesidades y en sus exigencias. De esta forma estarás orientando el esfuerzo hacia el verdadero valor.

5.- Habla de los beneficios

Probablemente los lectores no leerán todo el cuerpo del mensaje, sobre todo si es extenso y aburrido. Por esta razón, lo peor que puedes hacer es hablar de las funciones y características de tu giro de negocio; por el contrario, te recomendamos hablar constantemente de los beneficios que tus prospectos adquirirán.

Se trata de explicar en pocos segundos la forma en que tus lectores mejorarán su vida con tu producto o servicio: ¿qué obtendrán? ¿cómo mejorará su día a día? ¿qué descuento aplicarán? ¿cuánto tiempo ahorrarán?

Acércate a nosotros para una asesoría gratuita. Somos expertos en campañas de mailing, juntos podemos trabajar para incrementar las ventas de tu negocio.

¡Contáctanos!

New Call-to-action

 

New Call-to-action

Ebook para generar clientes potenciales