header-banner

8 pecados que no debes cometer en tu perfil de LinkedIn

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna aliquam erat volutpat.
Karen Villalpando

Hay algunas redes sociales en las que es mejor prevenir errores que pudieran representar pérdidas y que se escapen grandes oportunidades. errores_linkedin.png

LinkedIn es el más claro ejemplo de ello.

Te presentamos 8 graves errores que debes evitar en esta plataforma digital. ¡Analízalos y optimiza tu perfil hoy mismo! 

 

1.- No tener una foto de perfil

Es desconcertante tomar en serio un perfil que no tiene una fotografía. Incluso, está comprobado que los perfiles con foto tienen más probabilidades de ser vistos.

Considera que si no agregas una imagen, estás perdiendo una gran cantidad de tráfico de posibles reclutadores, influenciadores, colegas y demás personas que laboralmente pueden aportarte grandes ganancias.

2.-  Describir tu perfil como si fuera tu currículum

Es evidente que en LinkedIn no puedes expresarte con la misma rigidez con la que escribes tu currículum. Tu perfil debe de ser conversacional, personal, y que destaque tus mejores virtudes en cada frase.

Por ejemplo: Un vendedor no va a describir sus ganancias económicas ni la tasa de intereses con las que logra cerrar ventas. Por el contrario, busca expresar todo el éxito que han alcanzado sus clientes gracias a su ayuda. 

3.- Redactar tu perfil en tercera persona

Si en la vida diaria no te expresas de ti mismo de esta forma, ¿por qué hacerlo en tu perfil de LinkedIn?

Manejar este estilo no genera confianza y deja ver una falta de profesionalismo y personalización. ¡Evítalo! 

4.- Mentir en tu información

Sabemos que quieres poner cada curso y seminario que has tomado, pero a veces lo adornas excesivamente y llega a ser una completa mentira.

Pudiera parecer estratosférico el mundo virtual, pero siempre pueden comprobar que tu perfil sea fidedigno o inventado. ¡Elige únicamente la verdad. 

5.- No actualizar el perfil

Si no estás teniendo los resultados que esperas, quizás debas analizar tu información y qué tan actualizada se encuentra.

Invierte tiempo y dedicación en mantener al día tu perfil, compartir información relevante y estar actualizado con las últimas novedades.

Las cosas bien trabajadas obtienen, tarde o temprano, resultados satisfactorios. 

6.- No pedir recomendaciones

El área de recomendaciones es de las más importantes. Aquí es el lugar donde alguien más externará una opinión de ti y de su experiencia al trabajar a tu lado.

Te recomendamos identificar con precisión qué es lo que quieres que contenga esa recomendación, posteriormente hablarla con esa persona. De esta manera enfocarás todo hacia los procesos de selección y búsqueda que te interesan.

7.- No incluir palabras clave

 Las palabras clave no sólo se insertan en tu sitio web o en tu blog, el perfil de LinkedIn es uno de los mejores lugares para agregarlas.

Con una estratégica optimización podrás aparecer en los buscadores y entonces los clientes o reclutadores vendrán hasta ti. 

8.- No pertenecer a grupos de interés

Un perfil especializado necesita canales donde pueda causar impacto o el interés esperado. Una vez que definas tus objetivos, únete a grupos similares a los que puedes aportar información útil, y de los que puedas obtener contactos valiosos y oportunidades a futuro.

Relaciónate con tu público meta y recuerda, ¡ofrece antes de pedir algo!

Un currículum ya no es suficiente, LinkedIn es la plataforma por excelencia para crear networking y hacer alianzas estratégicas.

Los negocios comienzan en la red, procura tener tu perfil optimizado siempre. Si necesitas una asesoría o deseas expandir tus alcances como profesionista o empresa, contáctanos. Juntos podemos desarrollar estrategias que te traerán clientes y ganancias.

New Call-to-action

 

New Call-to-action

Ebook para generar clientes potenciales